Los vinos de Bodegas Tierra Agrícola Labastida nacen ante la mirada de la sierra de Toloño

La empresa bodeguera cuenta con 24 hectáreas propias, seis alquiladas y dos minuciosos productores de Labastida y de San Vicente de la Sonsierra.

«El secreto de una buena parcela está en saber combinar suelo, orientación y variedad». Es la premisa de Bodegas Tierra Agrícola Labastida, situada en el barrio judío del municipio que forma parte de la comarca Rioja Alavesa. Se trata de una construcción compuesta por cuatro casas y un patio trasero. Bajo ella se encuentra un divertido entramado de cuatro cuevas diferentes que datan de entre los años 1400 y 1500. Sin duda, un excelente espacio para el reposo de sus vinos que nacen ante la atenta mirada de la sierra de Toloño.

La familia elaboradora cuenta con 24 hectáreas propias, 6 alquiladas y dos productores de Labastida y de San Vicente de la Sonsierra. Sus viñedos tienen a la uva tempranillo como variedad reina. Los garnachos, blancos y tintos, la viura, los gracianos y la malvasía, plantada en el terreno más antiguo, completan el abanico de sus caldos. La vendimia es clave. El 70% de la recolección se lleva a cabo en cajas de 15 kg y el resto en carros de 2.500 kg. De manera manual y si el tiempo lo permite, realizan una vendimia lenta y muy tranquila.

Un total de 500 barricas de diferentes tipos de robles descansan en la parte superior de la bodega, manteniéndose durante todo el año a la misma temperatura y humedad. La viticultura siempre ha estado ligada a la familia de Bodegas Tierra Agrícola Labastida. Sus antepasados vivieron en el municipio y sus alrededores, rodeados de viñedos, cuevas y jarros de vino. Generación tras generación, de padres a hijos, fueron transmitiendo su amor y su pasión por el vino y la tierra. Vinos que son fruto del trabajo bien hecho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!