Dominio de Cair, la cuidada selección como seña de identidad

Fruto de la perfección, el dinamismo y la inquietud, la Familia Luis Cañas ideó este nuevo proyecto bodeguero. Se basa en hacer grandes vinos en la Ribera del Duero.

El carácter inquieto del bodeguero Juan Luis Cañas dio origen a Dominio de Cair. Un proyecto que nace desde la pasión por la vid y que se culmina con la creación de esta bodega en una tierra, Ribera del Duero, que su protagonista recorrió muchas veces hasta encontrar sus viñedos soñados. Viñas antiguas, algunas de edad centenaria. Cepas viejas, parcas en producción, pero de carácter generoso para dar lo mejor de sí mismas en cada racimo. La Familia Luis Cañas siempre ha creído que para crear un gran vino, se necesita una gran tierra. Así nació este nuevo reto en 2008. Una bodega moderna, de arquitectura vanguardista en la que nada es fruto del azar. Todo está diseñado para lo que verdaderamente importa, unas óptimas condiciones para crear caldos de calidad excepcional. Vinos que, en un espacio tan breve en el tiempo, ya han cosechado premios a nivel nacional e internacional.

Sus viñedos

Cuentan con 120 hectáreas aproximadamente, entre viñedo propio y controlado, en una altitud de entre 820 y 950 metros sobre el nivel del mar y en tierras arcilloso-calcáreas, arenosas y gravas, situadas en los términos de La Aguilera, Quintana del Pidio y Moradillo de Roa. Viñedos controlados de manera minuciosa durante todo su ciclo para dejar en la cepa únicamente los mejores racimos. Y también viñas cuidadas con esmero desde el compromiso con una viticultura racional y respetuosa con el medio ambiente.

Su filosofía

En Dominio de Cair, aparte de disponer de un gran viñedo, creen firmemente en la selección:

  • Selección en la viña. Estudian cada parcela para decidir el momento óptimo de recogida del fruto y su destino. Vendimian las uvas en pequeñas cajas para su perfecto transporte a la bodega, donde son recepcionadas e introducidas en una cámara frigorífica que permite un perfecto control de la temperatura y la humedad, lo que es esencial.
  • La mesa de selección. Los racimos son supervisados en una doble mesa de selección. En una primera mesa se seleccionan de forma manual y en una segunda mesa cada uno de los granos, de manera que solo los que están en perfecto estado seguirán el proceso para su vinificación.
  • Elaboración. Sus modernas instalaciones han sido pensadas para que la elaboración de los vinos se realice en las mejores condiciones. Disponen de tinas de roble y depósitos de acero inoxidable de pequeña capacidad.
  • Crianza. Para la crianza de sus vinos cuentan con la mejor selección de barricas nuevas de roble francés y americano, procedentes de las tonelerías más reconocidas del mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!