La Ruta del Vino Cigales celebra el V centenario de los comuneros

Diversas propuestas para realizar enoturismo en un puente en el que sus municipios tuvieron un protagonismo especial hace 500 años.

El movimiento comunero, también llamado Guerra de las Comunidades, se produjo en Castilla en 1520, poco tiempo después de la llegada del rey Carlos I a la Península Ibérica. Algunas ciudades castellanas protagonizaron esta rebelión, siendo encabezadas por Toledo, que ya antes de la partida del rey hacia los Países Bajos para ser coronado emperador en Aquisgrán, había expulsado a su corregidor y establecido una Comunidad. La villa de Dueñas no vio con buenos ojos la llegada al trono de Carlos V. El 1 de septiembre de 1520 se produjo un levantamiento, aunque todavía sin vincularse al alzamiento comunero. Se llegó a tomar el Palacio y fortaleza de la villa, expulsar a los condes y hacerse con el control a través del nombramiento de cargos oficiales que fueron nombrados por el señor. Tras esta actuación, Dueñas se unió al movimiento comunero y el obispo de Zamora, Antonio de Acuña, lo convirtió en su cuartel general, iniciando aquí su campaña por la Tierra de Campos el 25 de diciembre de 1520, uniéndose en Trigueros del Valle a las tropas de Juan de Padilla, quien había salido de Valladolid el día anterior.

A lo largo de los meses que duró la contienda, los castillos de Cigales, Fuensaldaña, Mucientes y Trigueros del Valle fueron tomados por las tropas comuneras, siendo alguno de ellos arrasados en el enfrentamiento. En 1520 los comuneros ocuparon el castillo de Fuensaldaña y el 17 de diciembre de ese año la Junta de las Comunidades de Valladolid confió su tenencia a Pedro Cisneros. Las tropas de Padilla tomaron la fortaleza de Mucientes, por su importancia estratégica. Aunque la Junta de Valladolid ordenó el ‘derrueque’ de la fortaleza, la orden no llegó a ejecutarse. Dos días después, la Comunidad de Valladolid ordenó la destrucción del Palacio que los Condes de Benavente poseían en Cigales, en una carta en la que pide a Juan de Padilla que demoliese el castillo y las defensas de la villa.

Las tropas quemaron el palacio de los Condes de Benavente así como sus reservas de trigo. Posteriormente, procedieron a derribar la fortaleza y cortar todos los almendros árboles de la aldea. La historia de los comuneros está muy presente en la Ruta del Vino Cigales, donde podrás disfrutar del mundo del vino, lo que pretenden las cinco bodegas que abren sus puertas durante el puente de Villalar con todas las medidas de seguridad y confianza, para seguir disfrutando del enoturismo. Una ocasión para descubrir en primera persona cómo se elaboran los espléndidos rosados y tintos de la Denominación de Origen. Las cinco bodegas a las que el viajero podrá acercarse al viñedo y al proceso de elaboración del vino, mediante reserva previa, son las siguientes:

Concejo Bodegas. Tres experiencias ofrece Concejo Bodegas desde Valoria la Buena: “Saborea Concejo” con visita a la Finca Carredueñas y cata de tres vinos con tapa; “Enoturismo y Gastronomía” para disfrutar de una visita a la Finca Carredueñas para catar tres vinos con tres tapas y posterior almuerzo en Concejo Hospedería; y “Wine-Bar a tu aire” para isfrutar de tres vinos con tres tapas en la propia Bodega.

Bodega La Legua. Catar vinos en los viñedos con la vista de Valladolid junto a la Autovía A-62 es la mejor opción que plantea Bodega La Legua para Semana Santa. Pero también puedes conocer las instalaciones recorriendo el dormitorio de botellas ubicada bajo suelo en su finca. Los Pagos de los Almendros y los Franceses son lugares magníficos para conocer las diferentes variedades de la bodega.

Bodega Remigio de Salas. Visitar las entrañas del vino en la histórica bodega que lleva elaborando vino desde 1885 en sus instalaciones del Barrio de Bodegas “La Tejera” de Dueñas. Un completo centro etnográfico subterráneo donde conocerás el proceso de elaboración del vino así como un rico y variado patrimonio existente.

Bodegas y Viñedos Alfredo Santamaría. Esta bodega situada en Cubillas de Santa Marta ofrece diversas actividades para los amantes del enoturismo durante la Semana Santa. Ubicada en el barrio de bodegas de la localidad, se puede visitar sus instalaciones familiares, tanto las subterráneas como realizar catas personalizadas de vino en los viñedos, entre cepas viejas y en espaldera. Todo ello junto con la tranquilidad que ofrece nuestros pueblos en esta época.

Bodegas César Principe. Ubicada a 10 minutos de Valladolid en Fuensaldaña, abre las puertas durante estos días para que el enoturista disfrute del vino en sus instalaciones y especialmente en sus viñedos, conociendo el mundo del vino y todo lo que rodea. Con catas personalizadas a gusto del visitante.

La gastronomía es un reclamo atractivo para el turismo del territorio, estando abiertos todos los restaurantes para elaborar sus mejores manjares. Menús tradicionales con productos kilómetro cero como la morcilla de Cigales, el queso de Mucientes, la miel de Valoria la Buena o la repostería de y chocolate de Dueñas. Todo ello junto a las deliciosas carnes y lechazo o propuestas innovadoras. Junto a las Bodegas, no debes perderte diversos espacios visitables para que puedas acercarte como son:

  • Valoria la Buena: Visita guiada al Museo del Cántaro en Valoria la Buena y el Aula de las Abejas del Cerrato que realiza diversas actividades para el disfruta de las familias.
  • Trigueros del Valle: Para visitar tanto el Castillo Encantado como las Casas-Cueva, dos elementos originales.
  • Mucientes: en un año especial tras haber sido nombrado como Mejor Municipio Enoturístico de España 2020, propone una visita conjunta o separada a los diversos recursos visitables del municipio como son el Museo del Vino, el Cuarto de San Pedro, la Iglesia Parroquial de San Pedro con su colección de Arte Sacro, los murales de Manuel Sierra desde la Oficina de Turismo.
  • Fuensaldaña: centralizado en el Castillo de los Castillos para visitar este centro de interpretación con la subida a la torre del homenaje.
  • Dueñas: Para disfrutar de un bello paseo por este conjunto histórico-artístico y conocer la importancia de las bodegas de Dueñas gracias al Centro de Interpretación “Familia Cabeza” que gestiona la Asociación de Bodegas y Cuevas de Dueñas
  • Cigales: Vincula arte, patrimonio y vino con visitas conjuntas y personalizadas tanto a la “Catedral del Vino” como a la Bodega Tradicional Cigaleña, del siglo XVI.
  • Cabezón de Pisuerga: Visita guiada por Cabezón de Pisuerga, con la Iglesia de Ntra. Sra. de la Asunción con su colección arte sacro, el Parque Temático y el Monasterio de Santa María de Palazuelos.

Otra propuesta ideal para realizar durante este puente es unir deporte y naturaleza gracias especialmente con el sendero GR-296 “Senderos del Clarete” que recorre 92 km pasando por todos los municipios de la Ruta del Vino así como Eurovelo 1 (Canal de Castilla), una propuesta imprescindible para los amantes del cicloturismo. Sin duda, un completo programa de propuestas para recordar el quinientos aniversario de los comunicaros, para que el turista se acerque a realizar enoturismo en la Campiña del Pisuerga, tierra de la Denominación de Origen Cigales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!