¿Quieres saber si el vino es beneficioso?

Es conocido popularmente en la sociedad, que el vino es beneficioso para la salud, pero son muchos los que no terminan de creérselo, como es lógico.

A continuación os vamos a contar la realidad sobre el vino, los beneficios reales y los mitos, para poder recordar que es verdad y que no.

Empezaremos con beneficios médicos, que han sido investigados por diferentes asociaciones, centros especializados y Universidades.

Si, el vino es beneficioso, pero…

  • Salud cardiovascular

Muchos estudios han demostrado una relación positiva entre tomar vino y tener una buena salud cardiaca. Los autores de un estudio realizado en 2019, revelaron que tomar vino, reduce el riesgo de contraer alguna enfermedad cardiaca coronaria, ya que según explicaban puede tener efectos cardioprotectores.

Sin embargo, la Asociación Americana del Corazón (AHA), rechaza la teoría ya que como explican, el estudio no asegura una relación efecto-causa. Además, advierten que el consumo excesivo de vino, podría dañar directamente el corazón. Un consumo adecuado del vino, según indican los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, consta de 1 a 2copas de vino al día.

  • Salud intestinal

Varios estudios de 2012, 2016 y 2018 indican que los polifenoles y las uvas pueden mejorar la microbiota intestinal, lo que ayudaría a mejorar los intestinos. Sin embargo, la investigación es muy limitada y no es suficiente para los profesionales de la salud, que sin mas evidencias, no pueden confirmar los hechos.

  • Diabetes tipo 2

En 2015 se realizó un estudio que demostraba que tomar 1 copa de vino al día, disminuía moderadamente el riesgo cardiometabólico. Estos hechos, se deben, dicen los científicos, a que el etanol del vino tiene la función de metabolizar la glucosa. Aun así, recuerdan la necesidad de mas investigaciones para poder confirmar los hallazgos.

  • Presión arterial

Según la anterior mencionada AHA, el vino contiene un antioxidante que puede reducir la presión arterial e incrementar los niveles de colesterol HDL («el bueno»). En 20006, se conoce gracias a un grupo de científicos, que realizan diversos estudios, afirman que el componente del vino que ayuda a mantener los vasos sanguíneos en buen estado, son las procianidinas.

Esto no quiere decir que hay que beber vino como un loco, ya que un consumo excesivo, producirá los efectos adversos, pudiendo causar una arritmia o un ritmo cardiaco irregular.

  • Perdida de la visión

Atendiendo a una investigación del 2016, el resveratrol, reduce la inflamación y estrés oxidativo, por lo que minimiza el riesgo de perdida de visión.

  • Cáncer de mama

El alcohol incrementa el estrógeno, lo que estimula el crecimiento de las células del cáncer. Sin embargo, otros estudios realizados en 2012 decían que los inhibidores de aromatasa en el vino tinto se relaciona menos con el riesgo de cáncer de mama, que otros tipos de alcohol.

  • Cáncer de próstata

En 2019, se hace otro estudio,el cual informa de que el consumo de vino se vinculaba con un menor riesgo de progresión a una enfermedad mortal.

  • Demencia

Un informe de 2018 realizado por investigadores, encontraron hallazgos de que se abstienen de tomar vino. Los autores indican que esto podría ser a causa de los efectos que generan los neuroprotectores de los polifenoles que pueden reducir la inflamación y alterar el perfil de lípidos en el cuerpo.

En resumen, se puede decir que el vino es beneficioso, y aportarnos mejoras en la salud cardiaca, intestinal y cerebral si se hace con moderación. Esto puede ser debido a los componentes del vino, que producen efectos antioxidantes y antinflamatorios pero hemos de tener cuidado, con el consumo excesivo ya que se puede venir en contra y causar graves problemas de salud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!