La DO Toro espera que la cosecha de este año supere los 20 millones de kilos

Hay 24 bodegas abiertas que han acelerado la vendimia. Además se ha hecho una clara apuesta por la recolección mecanizada para reducir los riesgos de la COVID-19.

La primera estimación que ha llevado a cabo el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Toro arroja datos positivos. Cifras que rondarán entre los 20 y 22 millones de kilos de recolección de las cuatro variedades de uva que amparan este sello de calidad. Las previsiones apuntan a que la cosecha será mayor en cantidad que en el pasado año, cuando se recolectaron un total de 16,8 millones. De las 65 bodegas adscritas, 24 ya han comenzado la campaña de vendimia que se adelanta respecto a cursos anteriores. Por el momento, han recepcionado cerca de un millón de kilos de uva tinta de Toro, garnacha, malvasía y verdejo, es decir, un 5% de la cantidad total que se espera recoger.

A lo largo de la presente semana y como apuntan responsables del ente regulador, «se ha activado aún más la vendimia» y el ritmo se ha incrementado con el objetivo de recoger el fruto en su estado de maduración más óptimo. La principal novedad es el aumento en un 10% de la producción permitida que se ha autorizado en la zona. Por lo tanto, bodegas y viticultores podrán recolectar hasta 6.600 kilos por hectárea de tinta de Toro, y hasta 9.900 en el caso de la garnacha y las blancas verdejo y malvasía.

Las medidas de seguridad frente a la COVID-19 están marcando una campaña que tiene como fin minimizar el riesgo de contagio y de posibles brotes entre los temporeros, bodegueros, viticultores y otros trabajadores que se encargan de la recolección. La DO admite que este año se recurrirá en mayor medida a la vendimia mecanizada que ofrece una serie de ventajas como la mayor velocidad de recogida del fruto o la necesidad de contar con una menor mano de obra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!