Bodegas Marisol Rubio, creadora del primer y único blanco seco 100% Pedro Ximénez de Castilla La Mancha

Innovación y diferenciación definen a la bodega, pionera y única en trabajar la uva Pedro Ximénez en esta región.

Bodegas Marisol Rubio nació como homenaje a una madre: Marisol Rubio. Unos hijos, Jorge y Piedad, quisieron homenajear el trabajo y el amor de sus progenitores a la vid y al olivo. Cipriano Garrido ha dedicado toda su vida a cultivar la vid y el olivo en su pueblo natal, Villanueva de Alcardete en Toledo, con un esmero digno de admiración primando siempre calidad frente a cantidad. En esos años el apoyo de su mujer fue fundamental. La vida se la llevó de repente y joven, con 61 años, pero el recuerdo permanecerá eterno con el producto que sus hijos han creado en su honor.

La familia Garrido Rubio elabora el primer y único vino blanco seco 100% Pedro Ximénez de Castilla La Mancha. Un estreno que tuvo su primera añada en 2018 con 1.455 botellas que rápidamente se agotaron en el mercado, posicionándose en la ‘créme de la créme’ de la restauración y con grandes elogios de público y crítica. Un hecho que ha situado a este pueblo toledano en el mapa manchego de la ciudadanía. En palabras de Piedad Garrido, directora del proyecto e hija de Marisol Rubio, «la gran aceptación que ha tenido nuestro vino, CIPMA I, nos ha animado a seguir produciendo con la nueva añada más del doble de botellas, y animándonos a sacar otro vino nuevo del que hemos hecho 2.220 unidades como lanzamiento y que sigue nuestra seña de identidad diferenciadora».

Bodegas Marisol Rubio ha querido seguir fortaleciendo su posicionamiento en la elaboración de la uva Pedro Ximénez, siendo este segundo vino también elaborado con uva 100% Pedro Ximénez. Las diferencias entre ambos vinos radican en su modo de elaboración, mientras que CIPMA I está fermentado en depósito de hormigón y posteriormente se le aplica una crianza sobre lías en barricas de roble procedentes de los bosques de Kentucky, CIPMA II fermenta directamente en barrica en este caso procedentes de los bosques de Missouri. Ambos vinos con una misma esencia y con denominadores comunes que se pueden apreciar en todas sus fases de cata, pero con un perfil distinto que amplían las posibilidades de maridaje a la hora de sentarse a la mesa.

Una labor que se está viendo recompensada ya no solo en el posicionamiento que ha obtenido dentro de la gran restauración sino con relevantes reconocimientos a nivel regional, nacional e incluso internacional. Y es que Bodegas Marisol Rubio es todo un ejemplo de vinos disruptivos, de innovación, de calidad, e incluso de atrevimiento y fuerza en tiempos de coronavirus donde este proyecto crece con pasos grandes y firmes. Una bodega con nombre de mujer, dirigida por una mujer.

PVP CIPMA I: 17 €

PVP CIPMA II: 20 €

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!