IWCA incorpora a Bodega Emina y Cullen Wines en un esfuerzo conjunto para descarbonizar el sector vinícola mundial

Las dos bodegas participaron en la segunda reunión virtual de International Wineries for Climate Action para acordar el plan de acción de 2021.

International Wineries for Climate Action (IWCA) anuncia que Bodega Emina (DO Ribera del Duero), de las Bodegas Familiares Matarromera, y la australiana Cullen Wines se han unido a la asociación en su misión de descarbonizar el sector vinícola mundial. Como miembros candidatos, ambas bodegas se han comprometido a implementar medidas de forma inmediata para reducir sus emisiones de carbono en un esfuerzo para paliar la grave crisis climática. Creado en febrero de 2019 por Familia Torres y Jackson Family Wines (EUA), IWCA es un grupo de trabajo colaborativo que aborda el cambio climático mediante estrategias innovadoras. El objetivo de IWCA es que todos los miembros reduzcan su huella de carbono en un 50% en 2030 y tengan un impacto positivo sobre el clima en 2050 contemplando los alcances 1, 2 y 3.

Bodega Emina de la DO Ribera del Duero forma parte de las Bodegas Familiares Matarromera, un grupo con varios siglos de antigüedad que hoy está presente en seis Denominaciones de Origen españolas de prestigio. Esta empresa bodeguera es un claro ejemplo de una construcción eco-sostenible, con sistemas de generación de energía con paneles solares (tanto térmicos como fotovoltaicos), hornos para el aprovechamiento de biomasa, unidades de tratamiento de aguas residuales y estaciones de carga. Emina fue la primera bodega española en calcular la huella de carbono de varios de sus vinos, que le llevó a reducir el peso de sus botellas. El firme compromiso hacia la sostenibilidad de esta bodega recibió el premio European Business Award for the Environment en 2012.

Por su parte, Cullen Wines, fundada hace 50 años, es una bodega familiar que gestiona el negocio vinícola en el suroeste de Australia Occidental, donde cultiva Chardonnay, Sauvignon Blanc, Semillon, Malbec, Petit Verdot y Cabernet Sauvignon. Calidad, integridad y sostenibilidad son las tres palabras que definen el enfoque de esta bodega, que pasó de utilizar los mínimos productos químicos en sus viñedos a implementar una viticultura orgánica y después biodinámica. Cullen fue una de las primeras bodegas en hacer esta transición a viticultura orgánica y biodinámica, con más de 22 años de práctica y con las certificaciones ‘Carbon Neutral’ desde 2007 y ‘Carbon Positive’ desde 2019.

Ambas bodegas participaron el pasado mes en la segunda reunión virtual de IWCA para debatir el plan de acción de este grupo, a través de la incorporación de nuevos miembros y el intercambio de experiencias en la reducción de emisiones. En esta ocasión, Familia Torres compartió su experiencia sobre el uso de una caldera de biomasa en combinación con una máquina de frío por absorción, que enfría el agua gracias al calor de la caldera. Esta solución combinada ha permitido a Familia Torres reducir el consumo de gas en un 95%, el de electricidad en un 10% y evitar la emisión de 1.300 toneladas de CO2 al año. Además de los dos nuevos miembros, en la reunión participaron los cofundadores Familia Torres y Jackson Family Wines (EUA), así como las bodegas Alma Carraovejas (España), Silver Oak (EUA), Spottswoode Estate (EUA), Symington Family Estates (Portugal), VSPT Wine Group (Chile) y Yealands Wine Group (Nueva Zelanda).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!