La Comisión Europea constata la repercusión positiva de los acuerdos comerciales en los sectores agroalimentarios

Según un estudio, tendrán un impacto positivo tanto en la economía como en el sector agroalimentario.

Los acuerdos comerciales darán lugar a importantes aumentos de las exportaciones agroalimentarias de la Unión Europea, así como a aumentos más limitados de las importaciones, lo que generará una balanza comercial globalmente positiva. Es el principal resultado de un estudio que también confirma que el enfoque para conceder un número limitado de importaciones con aranceles reducidos es el mejor en términos de protección de determinados sectores agroalimentarios vulnerables. El Centro Común de Investigación de la Comisión ha examinado los efectos acumulativos de doce acuerdos comerciales en el sector agroalimentario de aquí a 2030. Se trata de un ejercicio teórico que analiza los resultados comerciales en su conjunto y las repercusiones sectoriales sobre los intercambios, los precios y los volúmenes de producción.

En su valoración, Valdis Dombrovskis, vicepresidente ejecutivo responsable de Comercio, ha declarado que «la UE siempre ha defendido un comercio abierto y justo que ha beneficiado enormemente a nuestra economía, incluidos los productores agrícolas. Este estudio muestra que hemos podido encontrar el equilibrio adecuado entre ofrecer más oportunidades de exportación a los agricultores y protegerles, al mismo tiempo, de los posibles efectos perjudiciales del aumento de las importaciones. El respaldo al sector agroalimentario seguirá siendo un elemento clave, ya sea a través de la apertura del mercado, de la protección de los productos tradicionales o de su defensa contra el dumping u otras formas de comercio desleal».

El estudio abarca los acuerdos de libre comercio, así como los comerciales incluidos en la agenda de la UE. Evalúa dos escenarios: uno ambicioso, liberalización total de los aranceles del 98,5 % de todos los productos y reducción parcial de los aranceles del 50% para los productos restantes; y otro más conservador, liberalización total del 97 % y reducción arancelaria del 25% para los demás. Los resultados de ambos escenarios se comparan con otro de referencia de mantenimiento del statu quo en 2030.

Principales conclusiones

Los resultados muestran una repercusión positiva en la balanza comercial agroalimentaria de la UE hasta 2030. Las exportaciones a los doce socios de los acuerdos de libre comercio deberían aumentar un 25 % (escenario conservador) y un 29 % (escenario ambicioso), mientras que las importaciones aumentarían un 10 % (escenario conservador) y un 13 % (escenario ambicioso), en ambos casos en comparación con el escenario de referencia. Una comparación entre los estudios del efecto acumulativo de 2016 y 2021 muestra la eficacia de los contingentes arancelarios para atenuar las repercusiones sobre nuestros sectores sensibles, como la carne de vacuno, el arroz o el azúcar. Asimismo una futura política agrícola común ambiciosa, que apoye la innovación, la sostenibilidad y la competitividad del sector agrícola de la UE, también puede contribuir a minimizar los resultados negativos de las negociaciones comerciales, reforzando al mismo tiempo los positivos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!