Consejos para apreciar mejor las virtudes del vino

El vino está hecho para degustarlo, es decir, para disfrutarlo en boca pero siempre con moderación. Iniciarnos en este mundo conllevará una serie de pautas iniciales que harán que nuestros conocimientos, nuestra apreciación y el correcto consumo nos proporcionen un mayor disfrute.

En primer lugar deberemos escoger el vino. Lo ideal es empezar con vinos blancos con los que podemos aprender a identificar diferentes aromas. Después continuar con vinos rosados para finalizar con tintos jóvenes. El olfato y el gusto se entrenan lo que nos permitirá adquirir aptitudes para comprenderlos mejor. Tomar un vino con un plato de nuestro agrado hará que su disfrute se vea complementado. Las elaboraciones sencillas como pastas o arroces se acompañan de vinos blancos, mientras que platos elaborados con vinos más complejos.

Si nuestros conocimientos avanzan, también lo hará nuestra inquietud. Existen muchos cursos y catas, asesorados por expertos, a los que asistir por un módico precio. Otro aspecto clave es probar y seguir probando. Descubrir diferentes vinos y de distintas procedencias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *