Tapones sostenibles a favor del medio ambiente

Los tapones son protagonistas necesarios para que la vida de un vino sea duradera y de calidad, pero también se persigue la preservación ambiental.

¿Qué alternativa es más sostenible?

Los consumidores más clásicos apuestan de manera decidida por el tapón natural. Por este motivo, la industria se esfuerza cada día más en perfeccionar sus propiedades con el fin de garantizar una perfecta homogeneidad con la botella. La sostenibilidad pasa por un compromiso con el reciclaje de todos los desechos.

También existen los tapones sintéticos que, en su origen, fueron sinónimo de vinos de mala calidad. Sin embargo, son ideales para vinos frescos, jóvenes y frutales. Hay de origen vegetal o bioplástico hechos de biomasa a partir del azúcar de caña. Es decir, no generan efectos negativos en el calentamiento global. Por último, nos encontramos con los tapones de vidrio que son 100% reciclables. Se trata de un gran ejemplo de envase sostenible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *