Crianza Gómez Cruzado, calidad y excelencia en cada matiz

La base sobre la que se sustenta la filosofía de Bodegas Gómez Cruzado es la fidelidad a la tradición de los ‘vinos finos’ del Barrio de La Estación de Haro. Sus vinos son elegantes, frutales y con aptitud para la crianza en barrica durante un largo período de tiempo. Con buen equilibrio entre fruta y madera y un cuerpo sedoso respetan al máximo el estilo de la bodega.

Crianza Gómez Cruzado es un ensamblaje de tempranillo (80%) y garnacha (20%). Las primeras uvas proceden de la falda de la Sierra Cantabria y de viñedos colindantes al curso bajo del río Najerilla, mientras que la garnacha llega de la zona alta situada en la localidad riojana de Badarán. Tras la vendimia, este Denominación de Origen Rioja necesitará de tres días de maceración prefermentativa en frío para después realizarse remontados diarios a temperaturas controladas en depósitos de acero inoxidable. La crianza será de 12 meses en barricas de roble mayoritariamente americano.

La bodega también cuenta con vino crianza Vendimia Seleccionada y blanco

Por lo tanto, esta bodega consigue elaborar tintos y blancos con alma de antaño y categorizados en diferentes gamas: Familia Gómez Cruzado, compuesta por los vinos tradicionales de la casa, y Selección Terroir en la que se presta especial atención al terruño. Gómez Cruzado se encuentra hoy en día bajo la batuta de David González y Juan Antonio Leza, dos jóvenes enólogos y técnicos vitícolas con varios años de experiencia a sus espaldas, especializados como consultores de importantes proyectos en diferentes zonas vitivinícolas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *