Bodegas Matsu, la expresión de una tierra

La Tinta de Toro y viñedos de extraordinaria calidad son las señas de identidad de una empresa bodeguera, que rompe todos los tabús del vino.

La zona de Toro tiene dos ingredientes que siempre han llamado mucho la atención del equipo técnico de Vintae. Por un lado, es una región en la que no se interfiere demasiado en el viñedo, y por otro, existen viñedos viejos de extraordinaria calidad. Las condiciones climáticas, con muy poca humedad y los suelos arenosos hacen que no haya tanta necesidad como en otros lugares de aplicar tratamientos químicos para evitar enfermedades. Algo que contribuye a respetar los tiempos y dejar que la naturaleza juegue su papel. Incluso en muchos casos existe una apuesta decidida por los vinos ecológicos y por la agricultura biodinámica.

Raúl Acha, el enólogo

Acha inició un viaje para seleccionar viñedos con los que incorporar los vinos de Toro al porfolio de Vintae. Pertenece a la más reciente generación de una familia que lleva más de dos siglos vinculada al mundo del vino. Nació en el municipio riojano de Cárdenas, donde desde su infancia vivió rodeado de viñas. Desde hace más de diez años es Director Técnico de Vintae, empresa en la que ha desarrollado prácticamente toda su carrera, y ha puesto en marcha proyectos en nueve denominaciones de origen diferentes en España. Por eso hace miles de kilómetros cada año: de Rioja a Priorat, de Calatayud a Toro o de Ribera del Queiles a Ribera del Duero.

De formación Ingeniero Agrícola y Enólogo, Raúl Acha pertenece al Grupo ‘Vitur’ de Viticultura y Enología la Universidad de La Rioja. Ha sido profesor del Máster de Viticultura y Enología de Laguardia y colabora en revistas de divulgación vitivinícola.

Viñedos

De entre los viñedos de extraordinaria calidad de la D. O. Toro, el enólogo Raúl Acha ha seleccionado auténticas joyas centenarias o casi centenarias de las que se obtiene una uva de una enorme calidad. Son viñedos de la variedad Tinta de Toro, con entre 80 y 100 años de antigüedad y muy baja producción por cepa. Están situados en terrenos muy pobres y cultivados según la tradición de la zona de no interferir en los procesos naturales y seguir los tiempos que marca la naturaleza utilizando, en mucho casos, técnicas cercanas a la viticultura biodinámica.

Los suelos sobre los que se asientan estos viñedos están formados por sedimentos de areniscas, arcillas y pudingas calizas pliocénicas. La altitud varía poco en cada parcela. Todos los viñedos se sitúan entre los 650 y los 735 metros, en los terrenos ondulados que caracterizan esta zona.

Elaboración

Tanto en el momento del cuidado de la viña, como durante la elaboración del vino en bodega, Matsu sigue la filosofía de respeto a los procesos naturales. Se trata de intervenir lo mínimo posible de una forma externa. La vendimia de la uva con la que se elaboran los vinos de la colección se realiza a mano y siempre en el momento óptimo de maduración, controlado por el equipo de Vintae. La uva se traslada a la bodega en cajas y pequeños remolques.

La fermentación se realiza en depósitos de hormigón de 15.000 litros de capacidad que disponen de control de temperatura, algo muy importante para evitar que se sobrepasen los 24 grados y preservar de esta forma la fruta y la frescura que caracterizan a estos vinos. Por su parte, la fermentación maloláctica, al igual que la crianza, se hace en barricas de roble francés. Todo este proceso se lleva a cabo en el espacio que Vintae tiene alquilado dentro de las instalaciones de la cooperativa Covitoro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!