International Wineries for Climate Action se une a la iniciativa Race to Zero de las Naciones Unidas

Se convierte en el primer miembro de Race to Zero en representación del sector vitivinícola y agrícola.

International Wineries for Climate Action (IWCA) se ha unido a la iniciativa Race to Zero, una campaña mundial promovida por las Naciones Unidas que busca aunar el liderazgo y el apoyo de las empresas, ciudades, regiones e inversores con el fin de lograr una fuerte recuperación basada en la neutralidad de carbono que prevenga las amenazas futuras, cree puestos de trabajo decentes y desbloquee un crecimiento inclusivo y sostenible. IWCA se convierte en el primer miembro de Race to Zero en representación del sector vitivinícola y agrícola.

La campaña Race to Zero tiene el objetivo de impulsar el cambio hacia una economía descarbonizada antes de la COP26, donde los gobiernos deben reforzar sus contribuciones al Acuerdo de París. Todos los miembros están fuertemente comprometidos: reducir a la mitad las emisiones de CO2 en 2030 y lograr un balance de cero emisiones en 2050 como fecha límite. Esto enviará a los gobiernos un mensaje rotundo de que las empresas, ciudades, regiones e inversores están alineadas para cumplir los objetivos de París y crear una economía más inclusiva y resistente. Hasta la fecha, la campaña ha aglutinado las iniciativas de emisiones cero más relevantes, que representan más del 12% de la economía mundial, incluyendo 23 regiones, 471 ciudades, 1675 empresas, 569 universidades y 85 inversores.

«Si bien el sector del vino es responsable de pocas emisiones, es una de las actividades agrícolas más afectadas por el cambio climático global. Estamos encantados de dar la bienvenida a International Wineries for Climate Action a Race to Zero, y aplaudimos su ambición de tener un impacto positivo en el clima a partir de 2050», comenta Nigel Topping, paladín de alto nivel del Reino Unido para la COP26. Por su parte, Gonzalo Muñoz, paladín de alto nivel de Chile para la COP25, señala que «como enólogo, tengo un profundo amor y aprecio por este sector. Me llena de alegría ver esta unión de bodegas de todo el mundo convertirse en la primera iniciativa agrícola de Race to Zero, y espero que más empresas se comprometan con soluciones ecológicas en nuestro viaje hacia la neutralidad de carbono».

Familia Torres se implica en la lucha contra el cambio climático

Impulsado en febrero de 2019 por Familia Torres y Jackson Family Wines, IWCA es un grupo de trabajo colaborativo que aborda el cambio climático mediante estrategias innovadoras de reducción de carbono. El objetivo es que todos sus miembros logren una reducción del 50% de las emisiones de carbono en 2030 y tengan un impacto positivo en el clima en 2050, contemplando los alcances 1, 2 y 3. Al unirse a Race to Zero, IWCA se convertirá en una organización facilitadora y paladina dentro del sector vitivinícola que impulsará y apoyará las soluciones inmediatas que ayuden a los bodegueros y viticultores a encaminarse hacia la neutralidad de carbono. IWCA también publicará un informe anual que muestre los avances en el estado y los objetivos de emisiones de GEI de sus bodegas miembros.

Miguel A. Torres, presidente de Familia Torres y cofundador de IWCA, añade que «es estupendo ver cómo la campaña Race to Zero está reuniendo tantas y tan diversas iniciativas de emisiones cero, dejando muy claro que, como sociedad, no podemos permitirnos quedarnos de brazos cruzados ante el cambio climático. Esperemos que haya más iniciativas positivas para el clima de aquí a 2050 para demostrar a nuestros líderes mundiales que es crucial que se cumpla el Acuerdo de París de 2015 y que juntos podemos poner fin a esta locura que hará que nuestro planeta sea casi inhabitable a finales de este siglo».

La asociación IWCA está abierta a cualquier empresa vitivinícola que considere el cambio climático como una grave amenaza. Para convertirse en miembro, IWCA exige a los solicitantes que utilicen al menos un 20% de energía renovable de autogeneración, que reduzcan el 25% de las emisiones de CO2 por botella de vino producida y que realicen una auditoría anual de gases de efecto invernadero (en los alcances 1, 2 y 3) utilizando la metodología del Protocolo de Gases de Efecto Invernadero (GEI) del Instituto de Recursos Mundiales y verificada por un auditor externo acreditado internacionalmente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!