Guardia Civil y CECRV firman un protocolo para la lucha contra el fraude en el sector del vino

Se establece, por tanto, un canal directo con el objetivo de alertar sobre posibles irregularidades o prácticas fraudulentas.

La Guardia Civil y la Conferencia Española de Consejos Reguladores Vitivinícolas (CECRV) firmaron la pasada semana un protocolo de actuación para impulsar la prevención y la lucha contra el fraude en el sector del vino, en defensa de las denominaciones de origen y de los viticultores, bodegas y consumidores. El protocolo, suscrito por la directora general de la Guardia Civil, María Gámez y el presidente de CECRV, David Palacios, refuerza la colaboración entre ambos organismos para la identificación y el estudio de los principales problemas relacionados con el fraude. Asimismo se establece un canal de comunicación directo para alertar sobre irregularidades o prácticas fraudulentas.

Entre las funciones de la Guardia Civil se encuentran la lucha contra las conductas relacionadas con la falsificación, adulteración, venta, etiquetado, comercio o distribución ilegal de productos alimenticios, que se sancionan en nuestro país tanto en el ámbito administrativo como en el orden penal. También se comparte el objetivo de proteger los derechos de los productores, elaboradores y consumidores, garantizando el principio general de veracidad y justificación de la información, que figure en el etiquetado de los productos.

Durante los últimos años, la Guardia Civil lideró junto a Europol acciones como la llamada Operación Isolu, en la que 17 personas fueron detenidas por introducir con engaño en el mercado vitivinícola español más de 40 millones de kilos de isoglucosa, haciéndola pasar por mosto concentrado o rectificado de uva, y 39 millones litros absolutos de alcohol como aguardiente de vino.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!