Trucos para elegir un buen vino y ser el mejor anfitrión

Si te gusta tener invitados en casa para comer o cenar, o simplemente quieres aprender más sobre el vino, seguro que siempre estás explorando la forma de sorprenderlos y ser el mejor anfitrión. Tantear los productos de calidad es tarea importante si quieres estar seguro del éxito y el vino es uno de los suplementos que más valor añade a tus reuniones.

Por eso es de gran importancia dar con el que mejor combine con los platos que vas a servir. Aunque, reconocer un vino bueno no siempre es sencillo y, por eso, vamos a darte cinco trucos para que sepas identificar el mejor.

5 trucos imprescindibles para identificar un vino de calidad acorde con el momento:

Si tienes en cuenta estos consejos, no dudes en que darás con el mejor en función del menú que vayas a proporcionar.

1. El color

Esta es la primera composición a tener en cuenta para seleccionar un buen vino. No hay duda de que el color del vino será distinto en función del tipo de uva con el que se ha elaborado, pero siempre existen matices que nos indicarán la calidad del vino. Para empezar, el blanco debe poseer un color amarillo pálido. Si ves que el color es muy brillante o tiene tonalidades muy fuertes es mejor que cambies de elección. En el caso del tinto, el color debe tener tonalidades violetas.

Dentro de este margen, además debes tener en cuenta la textura del vino ya que van de la mano. Si la textura carece de densidad, el vino no será de gran calidad.

2. El aroma

Este aspecto es muy característico de los buenos vinos. Lo ideal sería que fueras a comprar el vino en un establecimiento especializado en ello. Allí te abrirán la botella para que puedas oler el vino antes de adquirirlo. El aroma de un buen vino te representará flores y frutas. Si el olor es distinto, mejor prueba con otro.

Debes tener en cuenta que el olor de un buen vino no se desvanece rápidamente. Si estás ante un buen vino verás que su aroma permanece en tu nariz durante varios segundos.

3. Busca el equilibrio

Cuando buscamos un vino de calidad, debemos tener en cuenta el color, el aroma y el sabor. Pero más allá, todos estos aspectos deben estar en equilibrio. Si sientes que sobresale uno de ellos por encima del resto es que el vino puede ser mejor.

4. Aspecto y textura

El aspecto del vino debe ser cristalino atendiendo a su color y tonalidad. Si al abrir una botella, ves que tiene un aspecto turbio no es un vino de calidad. Así mismo, es importante resaltar que el cuerpo del vino es igualmente un factor a considerar importante. Cuando pruebas un buen morapio, notarás un sabor seco y áspero en la mitad de la lengua y en la parte delantera de la boca. También, te darás cuenta de que este sabor perdura unos segundos en tu boca, al igual que hemos comentado antes con el olor, que perdura unos segundos en tu nariz.

5. Por último, pero sin duda, no menos importante, la presentación

La presentación en esta vida es importante para todo. Del mismo modo que nos empeñamos para tener una buena imagen en una entrevista de trabajo, por ejemplo, o dedicamos el tiempo que haga falta para hacer algo que deseamos que quede bien; con las botellas de vino pasa lo mismo. La botella es importante que esté bien etiquetada y que tenga un diseño elegante. Es esencial que no tenga la etiqueta dañada o que el envoltorio esté sucio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!